Las armas de la Luz

Portada del libro

Comprar el libro


Ficha histórica del libro


Edad: Media

Periodo: Al-Ándalus Califato

Acontecimiento: Corona de Aragón

Personaje: Armengol I

Comentario de "Las armas de la Luz"


El escritor Jesús Sánchez Adalid ha recuperado en su nueva novela, Las armas de la luz, un episodio histórico poco conocido, el saqueo de la Córdoba califal por parte de los condes catalanes en el año 1.010.

Esta es su tercera novela ambientada en los últimos años de la Córdoba califal, la primera fue El Mozárabe y hace tres años, nos deleitó con “Los baños del pozo azul”

 

Buscando documentación para escribir este último libro, el autor, se encontró con un episodio histórico que le pareció «fascinante» y que era bastante desconocido para el gran público.

Este acontecimiento era el expolio que había sufrido la capital califal Córdoba por parte de los condes catalanes, allá por el año 1010, acción en la que murió Armengol I, conde de Urgel.

Prueba de esta acción, son unos vasos de oro macizo repujado que son llamados «los vasos cordobeses» fechados en el siglo X. y que se encuentran en la Seo de Urgel.

Las tropas catalanas, formadas por 9.000 hombres, al final de la primavera del año 1010, estaban ya cerca de Córdoba. El 2 de junio hubo un enfrentamiento entre las tropas catalanas y el ejército cordobés a cuyo frente se encontraba Sulaiman, en la ciudad, en Akabat al Bakr (hoy castillo de El Vacar), El combate fue muy violento y a  pesar de las importantes bajas, el ejército invasor era tan numeroso y fuerte que derrotó a las tropas, que huyeron hacia el sur.

«Los vencedores, con el conde Ramón Borrell a la cabeza, entraron en la capital del califato y la saquearon durante tres días, haciéndose con cuanto oro permanecía escondido, que era mucho, a pesar de los saqueos precedentes»,

 

Tal fue el volumen de oro saqueado, que incluso afectó al precio del oro en Europa«,

Quizá pudiéramos preguntarnos como es posible que las tropas catalanas se pusieran como objetivo acercrse a Córdoba para saquearla. El hecho habría que atribuirlo a que el Califato está viviendo sus últimos años, descompuesto por una sucesión de guerras civiles, entre los distintos aspirantes a gobernarlo

Fue una operación quirúrgica, casi un golpe de mano, rápido, fulgurante. una venganza al hecho de que en el año 985 Almanzor había saqueado Barcelona

Es una novela de las de toda la vida, una historia en la que se mezclan personajes históricos y de ficción» que tiene al lector pendiente  del relato en todo momento».

Al Igual que hoy la gente emigra  a Nueva York porque es el corazón del mundo, y en otros momentos históricos se iban a Roma o París, durante la época califal Córdoba era el centro del mundo.

Hacia allí emigraban personas de todos los lugares, entre ellos catalanes, muchos de ellos cristianos convertidos al islam, que no se escondían, y eran conocidos  con el apodo de «francos», tal y como aparece en la novela.

Entonces como ahora, por un lado estaba la guerra, la política del momento,  pero por otro había convivencia natural derivada del comercio entre los puertos de Tarragona, Barcelona, Gerona y Ampurias con la Córdoba califal.

Creo que es interesante indicar que al final del libro hay un pequeño capítulo-guía-histórica que Sánchez Adalid titula “Nota Histórica”, mi recomendación es echarle un ojo antes y luego una vez más al terminar el libro.

De inicio servirá para contextualizar un poco, aunque como hemos dicho no es necesario, pero nunca está de más y de final, está bien refrescar el semblante histórico de los personajes con los que hemos convivido a lo largo del libro y los episodios que vivimos junto a ellos.

Las armas de la luz en «El rincón de los libros»