Pelayo

Portada del libro

Comprar el libro


Ficha histórica del libro


Edad: Varios

Periodo: Varios

Acontecimiento: Sin determinar

Personaje: Sin determinar

Comentario de "Pelayo"


¡PELAYO!

Fiel a su proyecto histórico, Mañas vuelve a indagar en otra de las fechas claves de la historia de España: el 711, momento en el que arranca la invasión de la Península por los ejércitos musulmanes de Tariq y del moro Muza. Con su habitual capacidad para hacer vívido el pasado, su prosa eficaz y bien cincelada nos lleva de la mano página a página hasta el momento en el que, a partir de la batalla de Covadonga, se empieza a revertir la situación y arranca la Reconquista. Pelayo es el héroe real a través de cuyo periplo por esos años turbulentos podemos seguir la evolución de la conquista de la Península por los Omeya. Su hermana, Adosinda, nos cuenta la historia de aquellos primeros balbuceos del extraordinario reino de Asturias.

“Con cierto punto provocador, Mañas novela elementos de las leyendas de la época para crear tramas de alto voltaje. Construye un Pelayo más pendiente de la cruz que de la espada, contra la lógica de su propia leyenda. Pone máxima energía en su hermana Adosinda, una mujer empoderada con un milenio y pico de adelanto… En el plano del estilo, brilla la habilidad de Mañas para mantener la fluidez narrativa, a pesar de que el lenguaje habitual de los siglos VII y VIII no suena tan manejable como el del XXI. El ritmo es cinematográfico, de Netflix, pero no se renuncia a hacer literatura ni se tiene nunca la impresión de que se está leyendo un guion futuro. A la espera de que Mel Gibson nos entregue su prometida película sobre Pelayo, financiada por alguien como Steve Bannon y pasadísima de rosca, podemos disfrutar de esta novela tensa y trepidante, a ratos tierna, que mezcla historia con literatura y nunca rebaja el nivel de tensión narrativa. Un placer que se disfruta del tirón”. Víctor LENORE

“Novelas como «Pelayo», que nos hacen aproximarnos a la historia desde una perspectiva que, lejos de resultar penosa, nos permiten disfrutarla de modo ameno y apasionante; no sólo son un mero ejercicio de ficción, sino una gran obra social, y deberían ser de obligada lectura durante la educación secundaria…”.

Juan Carlos GARRIDO